Volver a los detalles del artículo ¿Una nueva «querella de los historiadores»? El debate Hohenzollern en Alemania